Luna. Siempre me ha gustado fotografiar la luna. Esa aureola de misterio que la envuelve cuando está llena o en cuarto creciente me atrae desde que era un niño.

En esta corta serie intento plasmar el misterio y, para ello, recurro al blanco y negro. El resultado final es el que veis: parece un “paisaje lunar” pero en la tierra.

Todas las fotos están hechas de día en el Pirineo y con un 70-200; el postproceso lo hice con Capture One, convirtiendo a B&W y simulando un filtro rojo.

Suscríbete a mi newsletter

Si te gustan mis fotos, puedes suscribirte a mi lista de correo y te enviaré un mail cuando publique nuevas imágenes o una nueva entrada en mi blog.

 

¡Enhorabuena! Recibirás un mail de confirmación. Por favor, revisa tu bandeja de entrada